lunes, 10 de marzo de 2008

Proyectos anteriores:Un monumento de orejas


En “un monumento de orejas”,presentamos una breve selección de los proyectos fotográficos-acción , fotoperformance y poemas visuales- realizados por José Carlos Soto en los últimos años.
Inician la presentación las fotoperformances realizadas sin previo aviso,¿meros documentos ficticios?,que han proporcionado renombre a este autor catalán.
Unos negativos analíticos donde el fotógrafo inicia y crea nuevas reestructuraciones del enfoque visual,el espacio,el tiempo y la acción,efectuadas sin anunciarse y en los lugares mas insospechados:un museo,una tienda o simplemente en mitad de la calle,estos sorprendentes y banales actos proponen,responden y replantean preguntas constructoras de nuevas y sorprendentes relaciones entre el publico-casual espectador-y el artista.
El instante fotográfico resultante ¿cómo debe ser considerado?.

O.Rescar

Proyectos anteriores:Vacaciones en Melmack(el mejor pais para las feas)


Esta definición del museo, escuchada no hace mucho por los autores de forma casual, inicia con toda su carga de absurdo machismo este episodio dedicado a la arquitectura del museo. No se trata de realizar o contemplar equilibradas postales de saturados colores. Este será el punto de partida estético mediante el cual Marull y Soto comenzarán a interrogar y explorar la particularidad del espacio, su relación con el exterior y la dimensión simbólica de su presencia en un determinado lugar.
Mediante la utilización de técnicas que nos devuelven a los preceptos de la nueva objetividad alemana, un regreso ficticio, comenzará nuestra visita a estos lugares de paso, archivo y conservación. Estancias aparentemente libres pero, inquietantemente repletas de orden y de unas ansias de imposición y dominio acalladas y ocultas.
O. Rescar

Proyectos anteriores:Vacaciones en Melmack(serpientes,cocodrilos y elefantes)


Tres animales que traen sólo al nombrarlos un buen número de imágenes maravillosas y fantásticas. Unas instantáneas que en este capítulo sirven a los autores para nombrar las infinitas sensaciones y emociones que se producen en su interior. Es la hora de fotografiar al desconocido cuando contempla un cuadro junto a ti, bosteza con delicadeza o, se pasea con alegre indiferencia.
Protagonista aquí es el público, anónimo invasor de salas y espacios, encontraremos a turistas con traducción simultánea, estudiantes con apuntes, jubilados y ucranianas. La presencia humana que fluye y transforma con su presencia el espacio donde nos hallamos. Una influencia que puede adquirir matices banales y superficiales, pero, y esto es lo más interesante, se tiñe con la metálica oscuridad del insano terror de lo cotidiano.
R. Gómez

Proyectos anteriores:Vacaciones en Melmack(recuerdos que valen dinero)


Las fotografías en este capítulo evitan en todo momento, es de rigor, el mero registro. El motivo se convierte en el punto de partida desde el que arrancan un sinfín de sugerentes interrogantes. El espectador se ve envuelto en un tranquilo trayecto atemporal hacia un terreno fronterizo donde las obras y las nuevas imágenes se confunden. Un apasionante viaje se inicia, una conversación muda, intensa, reflexiva. Las obras retorcidas en acrobáticos interrogantes dan paso a un nuevo análisis de las capas que las forman y de los procesos seguidos por ellas.
Las instantáneas resultantes se convierten en entes autónomos. Poseen sus propias referencias, dudas, temores y afirmaciones. Proponen preguntas con aspecto de charada, interrogantes abiertos y cerrados. Respuestas sólo desveladas por observadores atentos y dispuestos a entrar en el juego. La exploración visual como reflejo de una realidad aparente. Un espejo de quimérica presencia.
O. Rescar

Proyectos anteriores:Vacaciones en Melmack(otra vez los arboles silbadores


La tercera parte de “El Enfado de los Arboles” incluye, tal vez, los trabajos más personales y reflexivos de los autores. En esta última serie de fotografías abandonan la instantánea como medio de expresión –se utiliza solamente como testimonio – y pasan a utilizar la acción y la performance para iniciar la exploración de los mecanismos del museo y de su relación con el público espectador. Estas performances realizadas en directo, sin previo aviso, de corta duración, a veces un acto instantáneo; se convierten en una telaraña de referencias donde se superponen, se agitan y combinan, un gran número de preguntas y reflexiones.
Confundidas muchas veces por los visitantes con simple bromas de turistas –nadie ha sido avisado ni preparado– las acciones de Albert y José Carlos se convierten en pequeños, intensos y sublimes, actos ignorados que destruyen las expectativas mantenidas por el público que les rodea.
U. Franke

Proyectos anteriores:Vacaciones en Melmack(mas arboles silbadores


En este segundo episodio de “El Enfado de los Arboles”, Soto y Marull, presentan una serie de autos captados durante sus visitas a museos, exposiciones y demás actividades de carácter artístico. Unas tomas realizados frente al consabido espejo o sobre cualquier objeto adecuado para este fin.
Encontraremos brillantes superficies, monitores, esculturas, todo un largo etcetera de formas y volúmenes elegidos al azar. La casualidad marca y domina las obras aquí presentadas, inspiraciones momentáneas realizadas a toda velocidad, en un anhelo de poder plasmar de forma inmediata las sensaciones y emociones producidas por ese segundo de sabiduría inconsciente, reflejando mucho más que situaciones estudiadas y analizadas hasta la saciedad.
Como contrapunto a este apartado se recogen también las instantáneas que muestran a los autores realizando su trabajo. Tomando ahora un protagonismo muchas veces ignorado en la fotografía, se recoge el momento en el que el fotógrafo se decide a disparar, un reflejo del proceso creativo y de su relación, no sólo con su objetivo, sino con todo el espacio que le rodea. Tal vez este segundo de acción sea intrascendente para el observador casual pero, resulta de vital importancia a la hora de analizar y comprender los procesos interiores del fotógrafo.
U. Franke

Proyectos anteriores:Vacaciones en Melmack(los arboles silbadores


Formando la primera parte de “El Enfado de los Arboles” las siguientes fotografías muestran a los autores enfrentados al espacio museístico y a su extraña atmósfera de banalidad, indiferencia y superchería. Un acercamiento individual y anónimo. Nada distingue al público general del fotógrafo, como ellos, Marull –acompañado de Marta– y Soto desfilan por las salas en silencio. Sumidos en sus propios pensamientos, contemplan las obras expuestas mientras silban al mismo tiempo los cotilleos, sarcasmos e insensateces adecuados a una visita cultural y enriquecedora.
Capturadas por el objetivo del compañero, estas fotografías, muestran a los artistas en momento de pública intimidad, aparecen espacios, obras, espectadores y visitantes. Elementos que, aparentemente, no establecen una relación directa ni con el sujeto fotografiado ni con la cámara que dispara. Instantes de intrascendencia superficial, pequeñas etapas para unos viajeros despreocupados por su destino, dispuestos a disfrutar del viaje y de las situaciones de contenida realidad que aparecen y se reflejan en su proyecto.
U. Franke

Proyectos anteriores:Vacaciones en Melmack(metricos zapatos)


Un título apropiado para una comedia romántica, lleno de referencias poéticas, extraterrestres narigudos y de un mercado del arte en otro tiempo floreciente.
Partiendo de premisas aparentemente ajenas a este proyecto: Cinematográficas, televisivas, económicas. Nos encontramos ante una visión crítica y acerada del museo y sus interrelaciones con el público en general. Esa legión que visita mundos herméticos donde se exponen obras, pensamientos y emociones, con el sombrío rictus del deber cumplido y el aburrimiento de una tarde de verano.
En todo este cuerpo, los autores crean el punto de ruptura necesario para que el lector abandone los mecanismos repetitivos que nutren y alimentan las ideas preconcebidas con las que se enfrenta al museo y a la obra de arte.
Una disección, formal e intelectual, de los canales de comunicación abiertos entre ellos. La sinceridad, habitual en las fotografías de Soto y Marull, preside y domina esta serie de tomas realizadas, durante todo un año, en diversos actos y espacios de arte.
Doce meses de intenso trabajo fotográfico. Días de netas miradas, reflejos de una realidad inalterable en el tiempo. Cambiarán las obras, los espacios, el visitante, pero un pozo de oscura sinrazón atemporal aparece de forma sutil en estas fotografías que tengo el gusto de presentar.
U. Franke

Proyectos anteriores:Vacaciones en Melmack(metricos zapatos)


Este CD podría tranquilamente incluir un crucero por el Nilo, una barbacoa en el campo o la final de un torneo deportivo. Nada distingue el trabajo de Marull y Soto de las diapositivas de cualquier turista. Imágenes corrientes, anodinas, atesoradas con cariño por el viajero y repletas de la aparente insignificancia de los recuerdos sin nombre.
El deseo de anonimato y neutralidad –se renuncia a la autoría– ha llevado a los autores a emplear un soporte informático diseñado para la realización y proyección de diapositivas, un programa sencillo, al alcance de todo el mundo. Adecuado para plasmar los momento triviales, ajenos a toda aspiración artística, que en manos de Soto y Marull se convierten en el vehículo perfecto para escapar de las disciplinas impuestas por las jerarquías artísticas.
Interesados desde hace tiempo en los procesos interiores del arte y de su relación con el mundo exterior, los autores, decidieron a finales del año 2000 la realización de este proyecto. Tomando al museo como eje principal de su trabajo, Marull y Soto inician un largo viaje de reflexión y análisis, en el que se cuestionan, de forma objetiva, el camino y las etapas que atraviesa un objeto hasta convertirse en una obra de arte. Unas instantáneas que se acercan a sus temas con una mirada pura y simple. Utilizando mínimos medios técnicos, cámaras de 35 mm, ausencia de trípodes, objetivos: 50 mm, escasos accesorios... Los autores pudieron confundirse con el público habitual de las exposiciones, sufrir como ellos las obligaciones y prohibiciones del mismo –no se solicitaron permisos– para impregnarse de la extraña atmósfera que envuelve al centro artístico. El tiempo muerto extremadamente relativo de la pereza.
R. Valverde

Proyectos anteriores:Una mascarada sobre hielo


Nos encontramos de nuevo en el bar,bien entrada la noche,un Viernes,un sábado,o un día cualquiera,en realidad la situación temporal no tiene importancia.El tiempo parece detenido.No ocurre nada,no sucede hecho extraordinario alguno.La imperceptible soledad de nuestra vida ociosa,en situaciones privadas pero comunes a todos,vuelve a asomar en esta serie de imágenes.Una contradictoria presencia imaginaria se observa en este trabajo.Pequeños momentos de la vida cotidiana de perfectos desconocidos.Nos adentramos en el juego visual tan caro a José Carlos.Una situación anodina o el clásico retrato de grupo se convierten en un duro y mudo tira y afloja.Sin recurrir a falsos artificios descubrimos lo que hay de verdadero y real en estas fotografías.Descubrimos lo que en realidad piensan y sienten los protagonistas-a donde se dirigen tantas miradas perdidas-ligeros gestos,bromas privadas,convertidos en patéticas defensas contra la simpleza y vacío de la vida real.Descubrimos,en suma,con estupor,las ultimas capas de nuestro propio pensamiento.
La perturbadora banalidad de las situaciones fotografiadas por Soto y la ausencia de cualquier referencia temporal dan paso a sorprendentes e interminables momentos,alejados de cualquier limite narrativo o discursivo,visuales.Lo fotografiado se aísla de todo contexto para crear un espacio opresivo y opaco,que dirige al espectador,sin posibilidad de escapatoria,hacia la frontera que separa la apariencia de la realidad.

Julia Balsameda

Proyectos anteriores:Pola city burgalabar


Pola City burgalabar” presenta el ultimo trabajo de José Carlos Soto y recoge imágenes realizadas durante los últimos cuatro años en la ciudad de Barcelona.
En este documento,por primera vez,el autor inicia un análisis de sus relaciones personales y espaciales con su ciudad favorita y su circulo mas intimo.
Nos encontramos con infinidad de instantáneas realizadas en interiores y exteriores.Fotografías tomadas día tras día,mes a mes,todo momento es bueno.
No estamos ante el típico diario visual de un artista ni ante el frío y objetivo documento sobre la condición humana y su relación con el espacio urbano.La casualidad guía en todo momento el trabajo realizado.
-José Carlos,¿otra vez con la maquina?-.
Simplemente nos encontramos con gente divirtiendose en interiores,paisajes urbanos significados para el autor y a otros amigos en su quehacer artístico.
En el capitulo dedicado a gente divirtiendose en interiores,José Carlos,presta especial atención al Barbara-Ann,local barcelonés frecuentado por el fotógrafo desde hace años.
La aparente banalidad de los momentos escogidos inicia un proceso de amargo contenido reflexivo,¿qué hay de cierto y verdadero en estas instantáneas?.Los protagonistas de las fotografías seleccionadas:amigos,paisajes o desconocidos,desempeñan un papel en la vida privada de Soto y en la evolución de su obra.
Lo intimo y privado como experiencia universal.


O.Rescar

Proyectos anteriores:Luftprovia


“Luftprovia” fue el nuevo proyecto fotográfico de José Carlos Soto y Albert Marull para el año 2005.
Iniciamos ,junto a ellos, uno de sus interminables paseos urbanos por su ciudad natal,Barcelona, y diversas capitales europeas durante todo el año que despediamos en el momento de escribir este texto.
Esta serie de fotografías surgieron como el desarrollo evidente de un anterior proyecto artístico de Soto y publicado por esta editorial como una edición de artista el pasado año.
En”Pola City Burgalabar”,el autor ,Construyo,para celebrar largos años de intercambio artístico con la Pintora norteamericana JB Dodd ,un pequeño documento donde mostraba sin,lógicamente,ninguna aspiración de trascendencia su ciudad,su mundo privado y a otros artistas de su circulo mas intimo en pleno trabajo.Este titulo constituye el debut en Loza ediciones de “Tula”-una colección de pequeños proyectos de carácter privado entre artistas de diversos géneros y estilos.
En “Pola…” aparecían por primera vez las fotografías de paisajes urbanos que,Soto,por diversos motivos había decidido guardar inéditos.La aceptación de estas desconocidas fotografías animaron al autor a seguir explorando la ciudad y todas las posibilidades que esta ofrece a un fotógrafo .Poco tiempo después de iniciar su trabajo se sumo al mismo Albert Marull,Fotógrafo que ya había realizado diversos proyectos con el autor.
Ya en “Vacaciones en Melmack” nuestros autores ya habian investigado las relaciones del espacio urbano y arquitectonico del museo y de sus infinitas posibilidades de dialogo.En “Luftprovia” abandonan este mundo cerrado y opaco para salir, tomar un poco el aire y dejarse llevar en aparentes caoticos paseos
Gloria Marañon

Jose Carlos Soto foto 3948


BCN Marzo 08

El es Albert


Albert Marull Auto 5527 Londres 06
Este fotógrafo catalán, con un largo y medido recorrido a sus espaldas, participa por tercera vez en un proyecto junto a José Carlos Soto – una labor conjunta altamente satisfactoria vistos los resultados – al que le une una afinidad muy especial tanto en lo personal como en lo profesional.
Desde hace años es conocida su aversión por el mercadeo y chalaneo que domina en el medio. Un afán inquebrantable por trabajar en soledad ( feliz obsesión). Un estado de continua introspección que le permite impregnar a sus fotografías de insospechados contrastes que, por su proximidad, pasan desapercibidos a nuestros ojos.
Muchas veces las tensiones producidas durante el proceso creativo acaban controlando y dominando las fotografías de Marull. Las influencias exteriores chocan de forma silenciosa con las propias emociones del autor. Fragmentos vitales, de presencia excepcional, se encienden y se apagan en una luminosa cascada de sin sentidos para despertar en nuestro interior los olvidados mecanismos de nuestros sistemas reflexivos.
A primera vista pueden parecer limitaciones al trabajo de Marull.Sin embargo este aparente corsé inicia toda una cadena de asociaciones e interpretaciones de infinitas posibilidades.Esta sobriedad se convierte en el método mas eficaz para la afirmación de sus postulados artísticos. Conocidas son las instantáneas realizadas durante los viajes de Marull junto a Marta, su esposa, donde, sin ninguna aspiración de trascendencia visible, estas fotografías construyen el puente de plata imprescindible para que podamos alcanzar la verdadera naturaleza del tiempo que, a paso marcial y silencioso, desfila ante nosotros. Esta mirada, repleta de enigmáticas preguntas, ha llevado a Marull a permanecer fiel al camino trazado hace años. Como todo artista de profunda personalidad, su permanente búsqueda e investigación de lo íntimo y cotidiano, desvela todo lo que permanece oculto bajo una capa de burda pintura civilizada. La verdad, desterrada de nuestro insensato mundo real, aparece por fin.


A.Casserras

Hola,soy yo


Jose Carlo Soto Auto 6908 Interior de ascensor BCN08
Fotógrafo barcelonés que,proveniente de las artes plásticas tradicionales,inicio su carrera artística allá por los años 80 en el campo de la escultura,la pintura y la poesía visual.Una vieja cámara AV-1-regalo de cumpleaños-despertó en el un inusitado interés por las posibilidades de la fotografía como medio de expresión autónomo e independiente.
La obra fotográfica de José Carlos Soto se encuentra,desde prácticamente sus inicios anclada,de forma consciente y controlada,en una permanente búsqueda y análisis de los mecanismos elementales que rodean al fotógrafo e interactuan con su mundo mas cercano y personal.Las experiencias recogidas por Soto son presentadas como si de un reportaje se tratara.Intensos documentos mudos donde predominan las sensaciones sobre la acción para crear nuevas relaciones entre los protagonistas de las fotografías.Un banal equilibrio,despropósito de cualquier elemento destacable,sugerido por estos momentos de intimidad,rodea al espectador y lo conduce a una nueva dimensión critica y objetiva,en la que,sucesos sin ninguna lógica aparente,se convierten en nuevas y medidas observaciones reflexivas.
Toda esta nueva dialéctica-repleta de presencias solitarias-se ve reforzada por el uso del color y toda una serie de técnicas diversas:Ampliaciones excesivas,sutiles desenfocados,infinita profundidad de campo,anillas de extensión y lentes de aumento.El negativo original es trabajado como una nueva realidad ajena al instante de la toma.El autor inicia un desesperado viaje interior a partir de las fotografías realizadas en su circulo mas intimo,sale al encuentro de nuevas y sugerentes facetas de la vida cotidiana.
Alejadas de cualquier “momento decisivo”,su mirada se detiene en los lugares donde nada sucede.Instantes en los que la vida deshoja los pétalos del aburrimiento y lo intrascendente.Unas fotos aparentemente anodinas,todo ha sucedido y nada ha cambiado.
Momentos de letargo en la vida de queridos seres desconocidos.


A.Caserras.

Albert Marull foto 5539


Londres 006

Jose Carlos Soto Auto 345 (2007)